Navarro “no puede no responder”

“La ciudadanía necesita una reparación frente a tantos hechos de presunta corrupción”, dijo Landart sobre el pedido de auditoría externa solicitado por su bloque. En la imagen, antes de la apertura de sesiones

 Lo consideró la edil Nora Landart ante la negativa de la pareja de Accastello a responder los planteos de la prensa

“La ciudadanía necesita una reparación frente a tantos hechos de presunta corrupción”, dijo Landart sobre el pedido de auditoría externa solicitado por su bloque. En la imagen, antes de la apertura de sesiones
“La ciudadanía necesita una reparación frente a tantos hechos de presunta corrupción”, dijo Landart sobre el pedido de auditoría externa solicitado por su bloque. En la imagen, antes de la apertura de sesiones

La presidenta del bloque Juntos por Villa María, Nora Landart, remarcó que “los funcionarios públicos tenemos la obligación de contestar” las preguntas de la prensa, al referirse al silencio de la edil oficialista Verónica Navarro en el marco del escándalo CBI.

Ante preguntas de este diario, la legisladora del radicalismo que forma parte de la triple alianza fue enfática al decir que los funcionarios no pueden no responder los planteos periodísticos. “Los funcionarios públicos lo que no podemos hacer es no responder, precisamente por nuestro carácter de público”, subrayó reiterando el concepto dos veces ante dos preguntas.

Abordada para que dé su visión como referente de la oposición sobre el tema que compromete al exintendente Eduardo Accastello y a su pareja Verónica Navarro, Landart señaló que “lo que primero hay que decir es que estamos frente a una causa judicial gravísima, porque compromete un muerto”, en alusión al fallecimiento del vicepresidente de la financiera CBI, Jorge Suau.

Luego indicó: “Hemos hecho un seguimiento -y lo seguimos realizando- de todo el proceso que se está llevando a cabo pero reconocemos que la concejala (Navarro) no está imputada ni procesada en relación al tema. En función de eso uno debe ser respetuoso de la actitud que ella asuma”.

Más allá de estas estimaciones, la referente radical evaluó que “estas son oportunidades en la que un dirigente político y un funcionario público demuestran sus características, en función de cómo se posicionan frente a esa realidad, si dan cuenta o no de lo que realizaron, y si se abstiene o no de participar en un proceso que lo involucra o la compromete”.

“Hay que esperar cuál es su reacción personal”, comentó pero aclaró que no puede evadir a los medios.

Cuando se le comentó que su par Karina Bruno había sugerido que Navarro debía tomar licencia, Landart expresó que “seguramente esa sería la decisión que tomaría ella (su compañera de bloque) de encontrarse en esa circunstancia, por eso quiero dejar en claro que son decisiones personales, decisiones que permiten definir a un funcionario público o dirigente político”. “Cuál es la decisión que yo tomo frente a estos episodios es lo que nos permite definir, pero creo que la ciudadanía ya tiene todos los elementos para hacer su lectura”, apuntó.

“Quiero dejar en claro que mi bloque es el que pidió una auditoría externa a la gestión realizada por la concejal Navarro (como secretaria de Finanzas en la anterior gestión, encabezada por el exmandatario), algo que seguro se tratará en la primera sesión y esperamos que por encontrarse ella activamente comprometida en el período en que se presumen irregularidades al menos se abstenga de participar”, declaró.

“Son apreciaciones personales que tenemos, en realidad los hechos y las circunstancias hablan más que cualquier opinión que pueda tener una figura política”, consideró.

La entrevistada precisó que no conversó con Navarro sobre el tema CBI ni sobre la auditoría, la que quedará en el centro del debate cuando el jueves de la semana que viene se larguen las sesiones deliberativas.

En ese sentido, se le apuntó a Landart que desde el oficialismo han brindado señales de que no acompañarán el proyecto de la oposición.

“Esta actitud del oficialismo lo que hace es aumentar la presunción que tenemos nosotros como concejales y los actores y actoras involucradas en el proceso en relación a que esas irregularidades no son presuntas. Lo que hacen este tipo de actitudes es disminuir la presunción para permitirnos que colectivamente pensemos que esto es certero”, afirmó.

Y aclaró que “cuando uno administra los recursos públicos tiene que dar cuenta, si yo puedo explicarlo lo que hice y cómo procedí no hay ninguna razón para retacear la información y para no esclarecer”.

“A nosotros nos gustaría encontrarnos conque las cosas se han hecho como corresponden hacerse, pero frente a esta decisión del intendente de no permitir la auditoría y de los concejales del oficialismo de alguna manera de contribuir a ese proceso, creo que las palabras sobran. Hay toda una voluntad política de no investigar, algo que no siempre será así. Siempre hay un tiempo en que se puede recuperar la institucionalidad como corresponde. La ciudadanía en ese sentido necesita una reparación frente a tantos hechos de presunta corrupción y de falta de transparencia en el manejo de los fondos públicos”, cerró.

Print Friendly, PDF & Email