«No se le puede sacar el trabajo así como así a una persona»

Días atrás Gigena se encadenó a la ex-Escuela del Trabajo para reclamar el puesto que ganó legítimamente

La docente se anotó en el proceso que tendrá lugar hoy para elegir un preceptor del internado en la ex-Escuela del Trabajo para exponer así la falta de coherencia de las entidades porque fue el cargo que no se le permitió ocupar a Adriana Gigena por ser mujer

Días atrás Gigena se encadenó a la ex-Escuela del Trabajo para reclamar el puesto que ganó legítimamente
Días atrás Gigena se encadenó a la ex-Escuela del Trabajo para reclamar el puesto que ganó legítimamente

Hoy tendrá lugar el acto público para designar un nuevo preceptor del internado de la ex-Escuela del Trabajo, puesto que no se le permitió ocupar a Adriana Gigena, quien se lo había ganado por terminar primera en el orden de mérito.

Luego de más de un año de lucha y de llegar a tomar la medida extrema de encadenarse en la puerta de la institución días atrás, el Ministerio de Educación determinó llamar nuevamente a concurso, despojándola de un puesto que ganó legítimamente.

De todas formas, tanto Gigena como quienes la acompañaron están dispuestos a seguir dando pelea por recuperar lo que consideran que le pertenece. Por ello, Mónica Sonzini, referente del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), docente y parte de Tribuna Docente (TD), avisó que se inscribió a dicho concurso y adelantó que hoy irán con el objetivo de impugnar.

Sonzini dejó al descubierto los desmanejos que existen en torno a este tema y es obligación plantearse qué pasa si es ella quien gana el concurso para un puesto que no le permitieron ocupar a Gigena por ser mujer.

“Resulta que ese cargo no existe más hace más de dos años, lo único que existe es el cargo de celador; no existe más y no hay normas vigentes, por lo tanto, el cargo el pertenece a Adriana porque ella lo consiguió por mayoría de puntaje, por orden de mérito”, insistió Sonzini.

La referente local del Partido Obrero (PO) mencionó: “Fui a secretaría docente y les dije que quería anotarme, después de estudiar el caso y saber que no existe el cargo de preceptor de internado; la secretaria se niega, pero me lleva con la Dirección y ahí, finalmente, me dejan anotada”.

“Tengo la constancia de que me anoté, no me lo pudieron negar, por lo tanto, mañana se va a hacer la convocatoria a través del acto público y eso está mal, eso hay que volverlo a impugnar, porque el cargo es de Gigena. ¿Por qué vuelven a hacer eso? ¿A quién quieren acomodar? ¿A quién quiere acomodar la Dirección? ¿A quién quiere acomodar la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC)?”, planteó Sonzini.

La mujer adelantó que hoy se van a presentar “a impugnar, sea quien sea”, y reiteró el reclamo “porque cómo se va a vapulear a una persona así, dónde está la legitimidad del Ministerio de Educación, donde está la legitimidad de la UEPC Celeste que apoyó una impugnación machista. Si no quieren que vaya a un internado de varones, denle otro lugar, pero ella necesita trabajar porque se lo ganó en buena ley”.

“No se le puede sacar el trabajo así como así a una persona. La UEPC Lista Celeste le negó asistencia, siendo que ella es afiliada, y, por lo tanto, recurrió a Tribuna Docente y fuimos nosotros quienes hicimos los trámites con una abogada y llevamos esto a tres lugares, entre ellos, al INADI y al Ministerio de Educación”, recordó Sonzini.

 

Print Friendly, PDF & Email