Noche de canto, arte y emociones

El coro "Aldo Moroni", a todo pulmón

En el auditorio de la UNVM se llevó a cabo la velada programada por la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos «Italia Unida» que resultó una conjunción artística de alto vuelo y donde no faltaron las evocaciones de figuras de gran relieve con raíces en Villa María

El coro "Aldo Moroni", a todo pulmón
El coro «Aldo Moroni», a todo pulmón

La velada artística programada por la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos «Italia Unida» en el auditorio de la Universidad Nacional de Villa María resultó una conjunción artística de alto vuelo donde no faltaron las emociones y evocaciones de figuras de gran relieve con raíces en Villa María y su extensión al mundo.

Así fue como, ante casi 200 personas, deslumbraron con sus timbres de tenores consagrados Francisco Sierra y Franco Tornatore y la soprano Lucrecia Gil Tapia, con el acompañamiento del eximio pianista Gerardo Casalino, en el marco del 4to. Concierto Lírico.

A ello se sumó como broche de oro el Coro de la Sociedad Italiana bautizado el sábado en ese concierto con el nombre de Ado Moroni, quien no pudo estar presente por razones de salud y fue representado por su hermano, nuestro convecino el Dr. Arturo Moroni. También fue homenajeado el tenor nacido en Villa María Andrés Trento quien agradeció vivamente la distinción otorgada y hasta se sumó al coro.

Así desfilaron temas de Leoncavallo, Giacomo Puccini, Giuseppe Verdi (La Traviata fue el brindis final con el coro), como no podían faltar Funiculi-Funicula, el Coro de los Esclavos y O Sole Mío, hasta Granada, de Agustín Lara, y Júrame, de María Grever.

La ocasión fue propicia, también, para que la entidad organizadora que preside Jesús Mario Trento junto al secretario Roberto Sessarego y demás directivos rindiera homenaje a la Asociación Dante Alighieri en su cincuentenario.

Acompañaron con su presencia autoridades de la Universidad Nacional de Villa María, de los organismos de italianos al exterior, de la región de Sicilia y el delegado consular en Villa María Matías Bossa. La conducción como maestro de ceremonia estuvo a cargo como siempre de Héctor Cavagliato que complementó la velada que se desarrolló con sostenidos y entusiastas aplausos de la concurrencia contagiada con el «bel canto» y todas las emociones.

Print Friendly, PDF & Email