Presentaron un plan de reactivación

La propuesta quedó en manos de Gill para que sea elevada al gobernador Schiaretti, con la idea de que llegue al Gobierno nacional

El grupo de mujeres elaboró un proyecto de reactivación, aunque no dio detalles de los puntos que incluye

“Para nosotras lo más importante es recuperar los puestos de trabajo y que no haya más despidos”, aseguró ayer una de las mujeres que participaron de una reunión con el intendente Martín Gill para dialogar sobre la situación de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Villa María (FMVM).

Desde que se conocieron los despidos en la planta local, un grupo de mujeres que incluía a esposas, parejas o familiares de trabajadores y de despedidos de la fábrica, concejales de las tres bancadas legislativas e integrantes del Foro la Mujer y la Defensa de sus Derechos, entre otras, comenzaron a reunirse para idear acciones que apuntaran a una solución. El viernes pasado decidieron solicitarle una reunión a Gill, que se concretó ayer y de la que solamente participaron quienes están relacionadas con la FMVM.

En el encuentro, las mujeres le presentaron y explicaron al intendente un proyecto de reactivación de la fábrica que elaboraron, con el objetivo de elevar la producción, evitar el cierre y revertir los despidos.

“En realidad al proyecto lo tendría que hacer el Gobierno nacional, pero le dejamos una copia al intendente para que se lo presente al gobernador Juan Schiaretti y al ministro de Industria, Roberto Avalle, le pedimos su colaboración y la del gobernador para que este plan llegue a las autoridades nacionales. Martín nos dijo que contamos con todo su apoyo”, remarcaron las mujeres.

“El intendente nos dijo que apenas necesitemos otra reunión se va a hacer”, concluyeron.

 

Sin trasladar responsabilidades

“Hemos ratificado todo el apoyo a las medidas que sean conducentes a la defensa de los puestos de trabajo, que es el objetivo por el que ellas concurren”, dijo Gill tras la reunión.

“En ese sentido se plantearon tres líneas: el plan de acción de la entidad gremial, en unión con el resto de industrias relacionadas con Defensa y otros trabajadores públicos. En segundo lugar, el acompañamiento puntual en una mesa para situaciones de emergencia que puedan tener y que venimos acompañando en un ámbito no público; y en tercer lugar charlamos de la necesidad de poder colaborar en aportar a una propuesta de un plan de reactivación que sea elevada a las autoridades nacionales, sin que esto corra la responsabilidad primaria que corresponde a las autoridades nacionales, del Ministerio de Defensa y de Fabricaciones Militares”, remarcó.

“No se puede trasladar a un grupo de mujeres la responsabilidad de elaborar un plan de reactivación. Sí propiciar que esta vocación de diálogo que se ha habilitado desde Villa María pueda servir para generar un ámbito de encuentro que pueda pasar a la propuesta”, agregó.

“Estuve hablando con el gobernador y está muy preocupado por la situación, me ha planteado propiciar un camino de diálogo del que pueda ser parte el Ministerio de Industria de la Provincia, para entre todos elevar una propuesta, sabiendo que vamos a colaborar para que se revean los despidos y para que se plantee un programa de acción para las industrias de Defensa”, señaló.

“La Provincia va a acompañar el proceso de pensar cuál puede ser el camino para presentar una propuesta, pero hay que sentarse con las autoridades primarias que tienen que llevar adelante eso. Hay que tener mucho diálogo y agotar todas las instancias posibles porque son muchos los trabajadores que dependen de la actividad. Manifestamos toda la disponibilidad para apoyar estas instancias”, reiteró.

“Hay un proceso de reforma decidido por la Nación, pero creemos que no se puede hacer sin los trabajadores. Destaco la solidaridad de estas mujeres, eso es un ejemplo que nos motiva, pero no podemos trasladarle a ellas la responsabilidad. Lo nuestro queda en el nivel de propuesta, porque la decisión es de las autoridades”, finalizó.

 

Print Friendly, PDF & Email