Proyectan para el año próximo una ampliación del Prosesur

El acto se llevó a cabo en el predio en donde la cooperativa realiza una fuerte reforestación

Las autoridades de Capyclo, en el acto por el aniversario del Programa socio-ecológico de Saneamiento Urbano confiaron que es necesario materializar un proyecto ya que “estamos hoy al límite de su vida útil”

El acto se llevó a cabo en el predio en donde la cooperativa realiza una fuerte reforestación

La planta de tratamientos de efluentes de la Cooperativa de Agua y Cloacas de Villa Nueva cumplió 20 años, aniversario que fue celebrado ayer en el predio ubicado en ruta 4. Allí tiene lugar el Programa Socio-Ecológico de Saneamiento Urbano (Prosesur) cuyas dos décadas de vida fueron celebradas por su vital importancia en la sociedad villanovense.

Sergio Pons, presidente de Capyclo, en el acto de conmemoración realizado ayer se encargó de resaltar a quienes fueron impulsores de la creación de este espacio y a quienes facilitaron la puesta en marcha.

“Agradecemos a quienes en su momento tuvieron la tarea de gestionar los recursos, convencer a la gente, que fue una tarea muy ardua, y llevar adelante una obra que en aquellos años fue muy de avanzada, incluso a nivel nacional. El concepto de no volcar el efluente tratado en el curso de agua, sino usarlo para reforestar era bastante innovador y sirvió como modelo para muchas ciudades del país”, ponderó.

En diálogo con EL DIARIO, Pons reconoció que “esta planta fue proyectada para 20 años, por lo que estamos al límite de su vida útil”. Es por eso que confió que “tenemos que ampliarla” y reveló que “ya hemos hecho gestiones con el Gobierno municipal y provincial para conseguir los recursos para el año próximo redimensionar la planta”.

Para esto, informó, ya hay un proyecto para reconvertir el sistema. “Tenemos un sistema que no es malo, pero que requiere de grandes extensiones. Ahora lo que haríamos es a una laguna convertirla en una laguna de aireación forzada que permite mayor capacidad en menos espacio, lo que va a aumentar enormemente la eficiencia y con esa reconversión, más algunos otros procesos que hoy no tenemos, según las proyecciones, nos permitiría tener una planta para los próximos 25 años”, reveló.

Para concretar esto ahora esperan el visto bueno para conseguir los recursos necesarios para hacer la obra. “La otra limitante que tenemos es la superficie para reforestar, que si bien aún tenemos espacio, no nos va a alcanzar para los próximos 20 años. Por eso estamos trabajando con el intendente para ver cómo se pueden incorporar 20 hectáreas que están pegadas al monte nuestro, que es de 60 hectáreas”, señaló.

Pons dijo que “el mensaje más importante que hoy tenemos que transmitir es el compromiso con el medio ambiente”. “Tenemos que reforzar el compromiso con la degradación que tiene la tierra, y aportar en lo que sea posible”, insistió y agregó: “También generar las condiciones para que las futuras generaciones tengan un espacio de vida de mejor calidad que el que estamos teniendo hoy nosotros. Ese es nuestro anhelo”.

 

Print Friendly, PDF & Email