Pymes tecnológicas participaron en el proyecto Pampa III

Avión Pampa
Avión Pampa
Avión Pampa

Pymes argentinas del sector aeroespacial participan del programa de sustitución de componentes extranjeros en el avión de entrenamiento Pampa III, cuyo prototipo comenzó en Córdoba con los vuelos de prueba.

El IA-63 Pampa es un avión de entrenamiento avanzado que comenzó a ser diseñado a fines de los 70 en la entonces Fábrica Militar de Aviones (FMA) con la colaboración de la alemana Dornier y muchos de sus proveedores originales discontinuaron los componentes con los que se equipó originalmente la aeronave.

Después del período en que la fábrica estuvo privatizada en manos de la norteamericana Lockheed Martin, la planta fue reestatizada en 2009 como Fábrica Argentina de Aviones (FADEA), con el relanzamiento del Pampa como una de sus principales iniciativas.

Esto motivó la revinculación con los proveedores originales y sobre todo el estímulo a decenas de Pymes nacionales de base tecnológica para completar la red logística del Pampa III y garantizar la sustentabilidad de la línea de mantenimiento.

Javier Siman, presidente de la Cámara Argentina Aeronáutica y Espacial (CARAE) y vicepresidente de DTA, una de las empresas argentinas que participa del programa de reemplazo de componentes extranjeros en el Pampa III, contó a Télam que “integrarnos al proyecto Pampa nos abrió un montón de puertas no sólo a nosotros, sino también a muchas Pymes tecnológicas”.

“Nosotros ya veníamos trabajando en el área aeroespacial, construyendo piezas para el satélite SAC-D Aquarius de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y elementos de su estación terrena, pero el requerimiento de FADEA nos metió en un nuevo desafío”, explicó.

Siman detalló que “desde mediados de 2014 venimos desarrollando el Yaw Damper del Pampa III no sólo en el hardware, sino también en el software”.

“Este proyecto no sólo nos integra en la fabricación de 40 aviones, sino en lo que va a ser su posterior cadena de mantenimiento, y desde ese punto de vista el Pampa III puede ser visto cómo uno de los grandes impulsores de la industria aeroespacial argentina”, concluyó.

Gustavo Montemurro, responsable de Vortex Design Solutions (VDS), contó que su empresa «es un equipo de más de 30 personas que hace ocho años trabaja en el sector aeroespacial proveyendo soluciones de ingeniería».

«Ya habíamos trabajado con INVAP en proyectos nucleares, en el sistema de propulsión del Arsat-1 y con algunos puntos del Arsat-2, aunque el Pampa III nos abre toda una nueva dimensión», consideró.

El empresario contó que en septiembre de 2014 FADEA los convocó «para trabajar en la nacionalización de los actuadores del Pampa» y sostuvo que esa propuesta fue la que los «llevó al campo del desarrollo del producto».

Print Friendly, PDF & Email