Si no hay acuerdo, harán un paro por 72 horas a partir del 25 de junio

En horario pico, hubo 600 camiones a la vera de las rutas en tres sectores de la ciudad. A la tarde comenzaron nuevamente a circular

Sindicato de Camioneros – El gremio estima que el acatamiento fue del 95% en la provincia de Córdoba

El paro de camioneros tuvo una adhesión del 95%. En horas pico, llegaron a 600 los vehículos de gran porte que estaban apostados en distintos cruces de Villa María

Se llevó a cabo ayer un paro decretado por el Sindicato de Camioneros por la falta de acuerdo en la negociación paritaria.

En Villa María, dirigentes sindicales estuvieron en tres cruces de rutas convocando a los trabajadores que circulaban a sumarse al paro. Uno fue en el cruce de ruta 9 y 2, el otro en 2 y 4 y el tercero en 158 y 2.

Estiman que en el momento de más concentración hubo hasta 600 camiones detenidos a la vera de la ruta.

Sebastián Ludueña, delegado zonal del gremio en Villa María, destacó que el secretario general de Córdoba, Edgar Luján, le informó “que en la provincia el acatamiento estuvo en el orden del 95%”.

“Los camiones que llevaban ganado en pie, medicamentos o que tenían carga peligrosa seguían circulando. Ese es el porcentaje que no se sumó al paro”, dijo.

“No se generaron conflictos en los puestos donde estábamos, porque tomamos la precaución de hablar antes con Gendarmería. Ellos nos pidieron que no cortáramos las rutas y así lo hicimos; y desde la fuerza nos estuvieron acompañando durante toda la jornada”, informó el dirigente.

El paro se extendió hasta la medianoche, pero al caer la tarde fueron “liberando” la circulación parcialmente para evitar que se genere congestión vehicular. “El primero en levantar fue Santa Fe, lo que provocó que en un momento, en Marcos Juárez, llegaran unos 400 camiones juntos. Decidimos pedirles a los compañeros que fueran avanzando para que no se concentrara todo el tráfico pesado desde la medianoche”, explicó Ludueña.

Al ser consultado sobre cómo sigue la protesta, citó a Pablo Moyano, secretario adjunto de la federación que nuclea a los sindicatos de camioneros de todo el país. “El dijo que de no llegar a un acuerdo, el 25 de junio nos sumamos al paro de la CGT y seguimos de paro el 26 y el 27. Por lo que la próxima medida de fuerza sería un paro de 72 horas. Eso, si no se llega antes a un acuerdo”, explicó.

El conflicto se inició en el marco de la negociación paritaria. El gremio pide para 2018 un incremento salarial del 27% para los trabajadores del sector, mientras que el sector empresario ofrece un 15%. “No hace falta que lo diga yo, todos los trabajadores sabemos que un 15% no alcanza con la inflación de éste año. Obviamente que rechazamos esa propuesta por insuficiente”, dijo.

Tal como publicamos ayer, Ludueña expresó su preocupación no sólo por el porcentual en discusión, sino además “por la intención que tienen de hacer una reforma laboral encubierta, haciéndonos retroceder 20 años en los derechos que adquirimos”, señaló, al referirse al intento de reducir pagos de horas extras, antigüedad y otros ítems que integran el salario.

 

Docentes

Por otra parte, ayer la CTA realizó también una medida de fuerza con movilización en Córdoba capital.

SADOP y UEPC, como integrantes de CTERA, la confederación que es parte de la CTA, se sumaron al paro.

Según el Gobierno, la adhesión en las escuelas públicas fue del 16%.

En el acto de la capital provincial participaron dirigentes de ambos sindicatos en Villa María.

Print Friendly, PDF & Email