Silvio Pellico ganó el clásico

Gentileza Juan Carlos Allocco

Ante una buena cantidad de público y en un regular estado del campo de juego, Silvio Pellico se adueñó de otro clásico zonal, venció 1 a 0 de local a Playosa y le quitó el segundo puesto, que brinda la clasificación directa a los cuartos de final.

El “Canario” encontró el único gol del partido sobre los 13 minutos con una aparición veloz y contundente de Federico Ibáñez en el área rival, y a esa conquista la defendió con creces, apuntalado por las atajadas de Ezequiel Oliva y, principalmente, el tándem Mauricio Margaría – Marcos Bernardi.

Cómo se conoce, los dirigidos por Miguel Ramos tienen en claro su identificación de juego: firmeza defensiva y contragolpe letal. Y así le ganó el partido a un Playosa que pese al dominio territorial y de la pelota, se repitió en aproximaciones y no pudo vulnerar al anfitrión pese a buscarlo en casi todo el partido.

Con el manejo de pelota de Menegotto, Gabetta y Servetti, el “Albo” enseguida captó la iniciativa; sin embargo, el que llegó a posición de gol fue Silvio Pellico, cuando Javier Margaría dejó a Ibáñez cara a cara con el arquero rival y anotó el 1 a 0.

En desventaja, Playosa profundizó su dominio y, en tres minutos, generó las chances más propicias para empatar. A los 17’, Genre tiró elevado en una oportunidad propicia y, a continuación, Jorge Servetti no aprovechó una mala salida de Oliva y después Ciancio cerró justo cuando “Quico” se relamía con el gol.

La respuesta del local fue a los 24’, cuando Alfio Demarchi envió un gran centro cruzado para la entrada de Ibáñez, quien esta vez impactó mal la pelota y no consiguió vulnerar a Rabino.

Mientras que a los 29’, tuvo su chance por pelota parada el visitante, pero Oliva protagonizó la “atajada” de la tarde, negándole el gol a su excompañero, “Facu” Menegotto.

Después de ello, el trámite ganó en fricción, entrega y un duelo de fuerzas principalmente en el campo del local, que optó al contragolpe como su única vía de ataque ante un Playosa que le costó ser profundo en el resto del encuentro.

Así las cosas, en el complemento se notó el gran trabajo de la dupla central del anfitrión mientras Playosa intentó torcer la historia con variantes de nombres y de posiciones, pero se quedó con diez por la expulsión de Gabetta, a los 20 minutos y por doble amarilla.

Los innumerables centros al área del local fueron muy buen solventados por el fondo del local en un partido que prácticamente ya no contó con opciones claras de gol como sucedió en el primer tiempo y ello le permitió a Silvio Pellico sostener con fortaleza defensiva una victoria muy valiosa en su objetivo de subir un peldaño y lograr la anhelada clasificación.

Print Friendly, PDF & Email