Sobreviviendo

Vigo y Borgia esperan nuevos dueños, lejos de su primera casa

Vigo y Borgia habitaban junto a una familia que murió en un incendio, en Córdoba, y ahora se encuentran en Villa María, esperando ser adoptados de manera conjunta

Vigo y Borgia esperan nuevos dueños, lejos de su primera casa
Vigo y Borgia esperan nuevos dueños, lejos de su primera casa

Las tragedias cambian vidas y, en la mayoría de los casos, dejan una sombra en el corazón de las personas, difícil de darle luz.

En el caso de los animales, la tragedia de los hombres también suele impactar mucho. Y un caso de estos emergió en los últimos días, mientras dos perritos quedaron a la deriva tras la muerte trágica de sus dueños, esos que tanto los mimaban.

Es la historia de Vigo y Borgia, dos perritos que ahora son ofrecidos en adopción en forma conjunta, al quedarse solos después de un incendio que se llevó la vida de María del Carmen Serra (69) e Iván Bruera (43), en Córdoba.

El hecho trágico se registró la semana pasada en el barrio San Vicente de la capital provincial.

Según informó la Policía, se habría prendido fuego un colchón y eso desencadenó el incendio casi total de la vivienda.

Un vecino se percató de la humareda y les pidió auxilio a dos policías que justo pasaban en moto por el sector.

Al ingresar a la vivienda, saltando la tapia, los uniformados encontraron desvanecido a Iván y, más cerca de la puerta de la calle, también vieron tirada a Carmen, sin reacción.

Ambos habían fallecido por inhalación del monóxido de carbono que desprendía el material combustible, según las primeras pericias.

Los medios capitalinos dieron a conocer que hubo dos animalitos sobrevivientes de la tragedia y que se encontraban en el patio: Vigo, un macho, cruza de labrador, de 12 años; y Borgia, una hembra cruza de caniche, de 5 años.

Los dos perros fueron cedidos a una mujer familiar de las víctimas, Analía Serra Alisio, quien reside en Villa María y siempre colabora con la vida animal, pero que lamentablemente informó, vía Facebook, que no puede tener a los dos perros en su casa y espera que alguien los adopte juntos.

“Este es un pedido muy especial. Siempre trato de ayudar. A veces puedo, a veces fallo, no siempre llego con todos los casos”, indicó Analía.

“He adoptado perritos que quedaron sin familia, por lo cual tengo una manada importante; son muchos, por lo que se complica que Vigo y Borgia, que necesitan mucha contención, se queden en casa”, agregó.

“Ahora necesito un hermoso hogar para estos gorditos, donde sean amados profundamente y donde vayan juntos, pues esa es la gran condición, que deben ser adoptados en forma conjunta”, escribió.

Analía dio como contacto el Facebook de Hocicos Mimosos, como así también el suyo personal (Analía Serra Alisio), esperando que alguien pueda volver a ocuparse de la contención permanente de Vigo y Borgia, sobrevivientes “de un horror”.

“Necesito darles un hogar y yo me ocupo de ellos en lo que haga falta siempre”, finalizó.

Tras la tristeza, quizás pueda salir el sol e iluminar sobre las sombras de estos dulces animales.

Print Friendly, PDF & Email