Sufrieron las exigencias

Los duros caminos del Valle de Calamuchita no fueron escollo para Fernando y María Julia Clemente (Renault Clio), quienes pudieron sortear las exigencias

El desafío mundialista proponía un duro primer examen en el Valle de Calamuchita, donde los protagonistas del Rally Argentino comenzaron a disputar la segunda fecha del calendario sumándose a la cita del WRC en estas tierras. Y los pronósticos no fallaron, ya que los cambios y golpes de escena fueron una constante a lo largo de las cuatro pruebas especiales recorridas.

Nada parecía consolidarse en el mando de la competencia. Federico Villagra arrancó como líder tras ganar el Superespecial nocturno en Córdoba, pero rápidamente se bajó de la pelea por problemas en su Ford Fiesta. Augusto D’Agostini fue la gran sorpresa en el inicio de este viernes, aunque también fue perdiendo terreno y abandonó en la PE4 por inconvenientes en el motor del VW Gol. Luego llegó el turno de Marcos Ligato y muchos se imaginaban que el campeón ya no abandonaría ese lugar de privilegio, sin embargo, el cordobés también se complicó con su Agile y se retrasó. El único que consiguió mantenerse en lo más alto fue el joven Luciano Preto, quien con el Chevrolet Agile MR 1.6 Turbo se adjudicó la PE4 y se encaminó a quedarse con la primera etapa tras completar su paso por el Superespecial del Parque Temático de Villa Carlos Paz.

Muchos nombres de peso fueron quedando en el camino, como las prematuras deserciones de Alejandro Cancio, de David Nalbandian, de Miguel Baldoni y el quedo final de Gerónimo Padilla, quien con su Peugeot 208 MR no pudo largar el último sector cuando le pisaba los talones al líder.

Ante este panorama, el fueguino Preto (navegado por Marcelo Der Ohannesián) no se equivocó y cerró la jornada con una buena ventaja respecto a los escoltas, ya que le gana al bonaerense Nicolás Díaz (Fiesta de su escuadra) y a su compañero Ligato, quien pese a los problemas completa el podio.

 

Todas las clases

En la RC2N, otro que sigue derecho es Luis Arceluz. Vencedor en la primera fecha, el pampeano nuevamente se mostró contundente con el Mitsubishi Lancer Evo X que le entrega el equipo QRT y solamente le alcanzó con ganar un parcial para terminar arriba. El único que le mete presión es el barilochense Agustín Elvira (Mitsubishi), mientras que el catamarqueño Antonio Prevedello es tercero, delante de Gastón Mattarucco.

En la Junior, el campeón Pablo Peláez se quedó con dos parciales y manda en la tabla. El santiagueño doblega al cordobés Ricardo Daparte y al sanjuanino Gabriel Abarca (Ka).

La RC5, que presentó el mayor número de participantes con 29 protagonistas, también entregó una entretenida lucha entre los cordobeses Gabriel Cerutti (Ford Ka) y Adrián Sánchez (Ford Ka), quienes aprovecharon el prematuro abandono de Mauro Debasa para intercambiarse el liderazgo. El último en sonreír fue Cerutti, quien marcó el ritmo en el Superespecial y cerró el día con ventaja respecto a Sánchez. Por el momento, el podio lo completa Jorge Céspedes.

 

Diego Micelli/Gustavo Beccaría (VW Gol) se escalonaron en el quinto puesto dentro de la Junior después de sobreponerse a la dureza de los pisos

Villamarienses

La exigente etapa de ayer por los representantes del Campeonato Argentino de Rally le permitió a los villamarienses en carrera poder sortear las pruebas especiales y llegar al final de la jornada.

Gustavo Beccaría, navegante de Diego Micelli (VW Gol) en la división Junior, alcanzaron el quinto puesto final, en tanto que Fernando y María Julia Clemente (Renault Clio) completaron los sectores arribando en el 18vo. lugar dentro de la clase RC5.

A pesar de recorrer sólo una de las dos pasadas a cada tramo, la rigurosidad del itinerario quedó evidenciada en los vehículos del torneo nacional, que sufrieron el desgaste.

Print Friendly, PDF & Email