Un ascenso con presencia local

Domínguez (cuarto entre los parados, de izquierda a derecha) logró el ascenso a primera división con Aldosivi

Aldosivi se consagró campeón de la B Nacional

Federico Domínguez, quien ingresó en los minutos finales del desempate, festejó el título con el Tiburón

El jugador villamariense Federico Domínguez celebró ayer, en plena cancha de Arsenal de Sarandí, el ascenso a la máxima división del fútbol argentino tras la victoria (3-1) de Aldosivi de Mar del Plata sobre Almagro, en el desempate final por el título y primer ascenso de la Primera B Nacional.

Domínguez, con 26 años, ingresó a los 41 minutos del segundo tiempo en remplazo de Emanuel Iñíguez, para reforzar la última línea del Tiburón; de este modo, el exjugador de las inferiores de Alumni y que en su aparición en el fútbol profesional jugó en la primera división de Newell’s Old Boys, se dio el enorme gusto de estar presente en la final que determinó el ascenso del club marplatense.

Fede, quien llegó como refuerzo para este torneo a Aldosivi, que armó un plantel muy competitivo con nombres de gran recorrido en primera (como Leandro Somoza y el defensor Maximiliano Velázquez, entre tantos otros), no logró tener muchos minutos en el torneo, pero siempre fue una alternativa en los últimos cotejos definitorios que afrontó el equipo que dirige Gustavo Alvarez.

Anoche, además, se sacó una “espina” personal; es que, contra Almagro, había perdido una final en 2015 por el ascenso a la B Nacional jugando en Deportivo Morón, en la B Metropolitana.

Fue el primer ascenso del volante villamariense, en su segundo año consecutivo en la segunda división en el fútbol argentino, tras un paso con muchísima participación en Crucero del Norte de Misiones en el campeonato anterior. Además de los clubes nombrados, Domínguez también jugó anteriormente en Atlanta y Unión de Mar del Plata.

Bajo una intensa lluvia, Aldosivi mostró algo más que su rival en el desempate final jugado en Sarandí, logrando la victoria (3-1) con goles de Arnaldo González de penal (13m PT), Emiliano Ellacópulos (15m ST) y Cristian Chávez (34m.ST).

Leonardo Acosta, de penal (14m ST), empató transitoriamente para el equipo que dirige Sebastián Battaglia, que ahora recibirá el martes próximo a las 21 a Agropecuario Argentino por los cuartos de final del reducido que determinará el segundo ascenso a la Superliga.

Los otros cruces se jugarán mañana: Sarmiento-Instituto (15.05); Brown (Adrogué)-Atlético Rafaela (15.34) y San Martín (Tucumán)-Villa Dálmine (18).

Hoy, en tanto, se disputarán las revanchas de los cuartos de final del Federal A, con presencia de equipos cordobeses. A las 16, Sportivo Belgrano de San Francisco visitará a Juventu Unida Universitario de San Luis, tras empatar 2 a 2 en el este cordobés; y a las 20.30, Estudiantes de Río Cuarto recibirá la visita de Crucero del Norte, tras el 0 a 0 en Posadas.

 

Patricio Donadío, hincha de Aldosivi, mostró su felicidad

También se festejó en las Villas

Consumido el primer título en AFA de Aldosivi, Patricio Donadío sacó su auto de su casa ubicada en el barrio San Antonio de Villa Nueva y, flameando su bandera, empezó a recorrer las calles de ambas ciudades celebrando eufóricamente el título del Tiburón, en soledad y bajo la lluvia, y esa felicidad fue acompañada por automovilistas o un colectivo, que compartieron su alegría a bocinazos.

Con 32 años, el marplatense se radicó en el 2011 en estas latitudes por cuestiones del corazón ya que se casó con una villamariense; y pese a la distancia, no dejó nunca de seguir a su querido Aldosivi, y ni hablar la final de ayer, que por cábala lo quiso ver por “Internet”, pero la transmisión se cortó y “no quedó otra que verlo por televisión”, le expresó a EL DIARIO con felicidad plena.

“Somos poquitos, cuatro o cinco” los hinchas de Aldosivi radicados en ambas Villas, reconoció Patricio, en la Redacción de nuestro medio, previo a partir “a la plaza” para encontrar algún otro que comparta su alegría.

Igualmente, describió: “Es inexplicable la emoción que tengo; viví el partido con muchos nervios, pero se logró volver a primera, muy feliz por Aldosivi, por Mar del Plata, y también por Fede (Domínguez), que pudo representar a la ciudad en este campeonato”. “Estoy muy feliz, con ganas de estar en Mar del Plata, festejando, pero bueno, no me quedó otra que salir a festejar acá”, remarcó y siguió festejando, con su corazón Tiburón.

 

Print Friendly, PDF & Email