Un duro golpe en el Cachete

Giraudo definió en el área chica ante un Montiel vencido y puso el 3-0 de Colón, que sacó ventaja ante Sportivo FC en el arranque de los playoffs

Con una gran actuación del delantero Ramiro Giraudo, Colón de Arroyo Cabral venció 3-1 a Sportivo FC de Pozo del Molle, el mejor de los clasificados, y lo dejó sin invicto

Giraudo definió en el área chica ante un Montiel vencido y puso el 3-0 de Colón, que sacó ventaja ante Sportivo FC en el arranque de los playoffs

Escribe: Federico Gazzoli

Fotos: Osvaldo Carballo

Muchas veces se dice que en los playoffs comienza un campeonato diferente al de la etapa regular y así lo demostró ayer Colón de Arroyo Cabral, el último de los clasificados a los cuartos de final, que en su cancha derrotó 3-1 a Sportivo FC de Pozo del Molle, que obtuvo el “1” en la etapa clasificatoria, con una gran actuación de Ramiro Cachete Giraudo, quien anotó dos goles y aportó una asistencia para el gran triunfo del Rojinegro.

En el arranque del encuentro se vio una realidad totalmente opuesta a lo que había dejado la tabla de posiciones tras la primera etapa del certamen. Es que fue el equipo cabralense el que tomó la iniciativa para atacar, mientras que la visita esperó en su territorio intentando estar bien parada para no sufrir sobresaltos.

En ese contexto prevalecieron las intenciones del elenco conducido por Martín Conti. Primero avisó Martín Barrionuevo, con un tiro libre que se fue apenas por encima del travesaño. Y en la siguiente, sobre el primer cuarto de hora el dueño de casa se puso en ventaja. En un contragolpe, Giraudo metió un gran cambio de frente desde tres cuartos de cancha para asistir a Diego Pereyra, quien cerca del vértice derecho del área grande la mató de pecho y metió un espectacular derechazo bombeado que superó a un adelantado Fabián Montiel para convertirse en el 1 a 0 de Colón.

Mientras tanto, los de Franco Herrera no podían demostrar el rendimiento que los había llevado a ganar su zona y solamente se aproximaron al arco custodiado por Federico Pedernera en dos ocasiones, cerca de la media hora de juego. Primero con un cabezazo de Cristian Fernández que acabó en las manos del uno local y luego, tras centro desde la izquierda del propio Fernández, por el segundo palo apareció José Ledesma para definir desviado.

Hasta ese momento era una tarde tranquila y oportuna para el elenco cabralense, pero a los 36’ Matías Bendazzi disputó una pelota aérea con Guillermo García, el delantero lanzó un puñetazo e impactó sobre la humanidad del hombre visitante y el árbitro le mostró la roja al hombre de Colón, que quedó con diez hombres con todo lo que todavía quedaba por jugarse.

Sin embargo, el Rojinegro no se achicó ante la inferioridad numérica y antes del descanso logró ampliar la ventaja a su favor. Se jugaban 40’ cuando José Navarro mandó al área un tiro libre en forma de centro y allí estaba Giraudo para conectar una soberbia volea de derecha que se clavó contra el palo izquierdo de Montiel y se transformó en el 2 a 0.

Se fue una primera etapa en la que el elenco de Arroyo Cabral estaba ganando gracias a la efectividad que mostró cuando pisó el área rival, mientras que Sportivo se encontraba con las manos vacías producto de la pasividad con la que salió a disputar el encuentro.

En el arranque del segundo tiempo los de Pozo del Molle tuvieron una gran oportunidad de volver a “meterse” en el partido, pero su goleador no estuvo preciso y el descuento fue un deseo que se le escapó por poco. Facundo Porta entró al área por la izquierda, Luciano Luppo le puso el brazo en la cara, el volante cayó y el referí pitó penal para el visitante. Ledesma se hizo cargo de la pena máxima, pero su potente remate de derecha reventó el travesaño y se perdió en el saque de meta.

Sportivo acarició el descuento, pero no pudo lograrlo y lo terminó pagando demasiado caro, porque en la siguiente que tuvo Colón volvió a facturar. Barrionuevo mandó al área un tiro libre en forma de centro, a la altura del primer palo Pereyra desvió la trayectoria del balón y en el área chica Giraudo sólo tuvo que empujar el esférico para estampar el 3-0.

De mal en peor para el equipo mollense, a los 20’ el defensor Facundo López recibió la segunda amonestación y dejó al equipo con un hombre menos.

Sin embargo, cuando parecía que estaba para conseguir una gran goleada, Colón intentó bajarle rápidamente la persiana al partido y le permitió crecer a un Sportivo que insistió hasta llegar al descuento.

Probó primero Gonzalo García con un derechazo que se fue alto, luego lo tuvo Ledesma con un frentazo que murió en las manos de Pedernera y en la tercera llegó el anhelado y merecido gol para Sportivo. Iban 38’ cuando Chocobares envió centro desde la derecha, Ledesma cabeceó entre los centrales, venció las manos del uno y consiguió poner las cosas 3 a 1.

Quedaba poco por jugarse y los de Pozo del Molle siguieron insistiendo por un nuevo descuento, pero se desordenaron en el fondo y Colón casi vuelve aumentar la cuenta si no fuera porque un remate del ingresado Pablo Torelli, tras conducir una contra, se estrelló en el parante izquierdo.

Para el final, en el cuarto minuto de descuento, el capitán Rojinegro, Luciano Luppo, se hizo expulsar para “limpiar” amarillas, ya que durante los 90’ había recibido su 15ta. amonestación, por lo que le hubiesen cabido tres fechas de suspensión.

Ganó Colón y demostró que, a pesar de entrar a los playoffs por la puerta de atrás, quiere pelear por el título del Clausura, mientras que Sportivo, que dejó el invicto en Arroyo Cabral, se fue preocupado y sabiendo que además de los dos goles de diferencia en contra deberá revertir su rendimiento para lograr dar vuelta la historia y meterse en semifinales.

 

El árbitro

Fernando Rekers

Buen arbitraje. Desde el principio se mostró firme en sus decisiones, gracias a que siempre siguió de cerca el juego y penó correctamente con amarillas las faltas que así lo ameritaban y las protestas reiteradas. También acertó en las expulsiones y en el penal para Sportivo.

 

 

La figura

Ramiro Giraudo

Una gran tarde para el Cachete, quien metió una precisa asistencia para el gol con el que Pereyra abrió el marcador y luego anotó dos goles que sellaron la victoria de Colón, el primero de ellos con una muy buena definición.

Print Friendly, PDF & Email