Un lujo con identidad

P26Ubicado en el corazón de Santiago del Estero, el Centro Cultural del Bicentenario es un verdadero ícono de la capital de la provincia norteña, y todo un atractivo para los visitantes llegados a aquellos pagos.

Se trata de un lugar muy especial, hogar de tres museos y otros espacios abiertos al público, que convocan al paseo a través de dos puntos fuertes: la belleza del edificio en sí, y el conocimiento que irradia, en un viaje ideal para aprender sobre la identidad santiagueña y argentina.

El complejo fue inaugurado en el año 2010, aunque el palacio que lo acoge nació a mediados del Siglo XIX. Popularmente conocida como “Cabildo” (aunque en rigor el verdadero cabildo santiagueño no funcionó allí, si no en un inmueble lindero), la obra remonta a tiempos lejanos gracias a una estructura de marcadas características coloniales, de cuya fachada sobresalen los arcos, galerías, columnas, balcones, torre principal y una tonalidad bordó que no pasa desapercibida.

Adentro, el ambiente general es diametralmente distinto. Pura modernidad desborda el Centro Cultural, a partir de enormes salones que dan idea de majestuosidad del Siglo XXI, vanguardistas las áreas generales, muros interminables y techos que en la mayor parte de los 10 mil metros cubiertos alcanzan los casi nueve metros de altura.

 

Trío de museos

En términos concretos, la que fuera Casa de Gobierno provincial destaca fundamentalmente gracias a un trío de museos que cumplen su cometido en base a rincones bien forjados: el Museo Histórico “Doctor Orestes Di Lullo”, el Museo de Ciencias Antropológicas y Naturales y el Museo de Bellas Artes “Ramón Gómez Cornet”.

El primero, naturalmente, sirve como introducción a la historia de la provincia ayer dependiente de la Gobernación de Tucumán, con un fuerte énfasis puesto en la ciudad de Santiago, considerada la más antigua del país. El recorrido cronológico sitúa al visitante en distintos momentos claves, ayudado por fotografías, informaciones escritas y objetos de épocas idas.  

El segundo, en tanto, tiene como aliciente principal a los vestigios arqueológicos y elementos etnográficos (herramientas, vestimentas, dispositivos varios) que instan a sumergirse en la idiosincrasia de pueblos originarios como matacos, mocovíes o lules, entre otros. En ese sentido, vale decir que Santiago del Estero es una de las provincias argentinas en la que los grupos indígenas han tenido mayor influencia en términos culturales. Las salas rinden honor a esa verdad, con cantidad de material al respecto. Aquí, también hay que subrayar el espacio dedicado a los dinosaurios, corporizado en diversas piezas paleontológicas y reproducciones de las especies más célebres.

Por su parte, El Museo de Bellas Artes exhibe lo mejor de la pintura, la escultura, el dibujo y otras ramas creativas del distrito norteño. El sector está directamente emparentado con el Salón de Grandes Exposiciones, donde se realizan muestras transitorias de distintos artistas locales.  

Además, el Centro Cultural del Bicentenario alberga un auditorio con capacidad para 200 personas (sede de presentaciones de congresos, seminarios, conciertos, conferencias de prensa, etcétera) y un Hall Central adornado con una elegante cúpula de vidrio y fuente de hierro, vecinas ellas a una tienda de artesanías y una confitería. 

Dónde: Santiago del Estero

Cuándo: todos los días, de 9 a 14 y de 17 a 21 horas

 

Print Friendly, PDF & Email