Un villamariense en el podio

Lucas Innocente vive en Corrientes, pero nació en nuestra ciudad. Corrió por segunda vez la exigente prueba y llegó segundo en la Clase 2 de la categoría cuatriciclos. El piloto dialogó con EL DIARIO

Lucas con su quad luego de completar una de las etapas. El piloto finalizó segundo en la categoría Serie 2 de Cuatriciclos, y en la general de la especialidad fue 15to
Lucas con su quad luego de completar una de las etapas. El piloto finalizó segundo en la categoría Serie 2 de Cuatriciclos, y en la general de la especialidad fue 15to

Entrevista de Gustavo Ferradans

Hace casi tres décadas que vive en Corrientes, pero nació en Villa María y el próximo 7 de febrero cumplirá 40 años. Se llama Lucas Innocente y hace pocas horas se convirtió en el primer piloto de esta ciudad en competir en un Dakar y, al mismo tiempo, subirse al podio luego de llegar segundo en la Clase 2 de los Cuatriciclos (4 x 4 de 0 A 900cc).

El villamariense Lucas Innocente, es hijo de “Kuki” Cano y de “Panza” Innocente, un recordado expiloto de motos y autos, y luego de vivir unos años en Villa Carlos Paz, su familia se radicó a mediados de los años ´80 en Corrientes.

“De chicos nos fuimos a vivir a Carlos Paz y luego de unos años, nos vinimos a Corrientes. Creo que hace desde 1986 que estamos acá”, dijo el villamariense. “Estoy casado con Ana y tengo dos hijos varones: Matías y Nicolás de 10 y 12 años”.

Innocente pasa por la ciudad durante la primera jornada del Dakar
Innocente pasa por la ciudad durante la primera jornada del Dakar

Los tres, en auto, lo acompañaron en todo el recorrido de la prueba, llevando elementos de asistencia y apoyando su desafío.

El piloto ayer permanecía en Rosario y dialogó con EL DIARIO de esta experiencia inolvidable.

“Mi padre tuvo mucha actividad mecánica, ha corrido en varias categorías, hizo rally, participó del Rally de la Manzana, Turismo nacional. La pasión por el deporte motor la heredé de él.

“Estoy radicado en Corrientes hace 30 años, represento a Corrientes porque tengo el apoyo de mucha gente de la provincia, pero me reconozco y soy nacido en Villa María. Mi hermana y mi hermano, también viven acá”, contó Lucas.

“Durante dos años jugué al padel, también fui profesor. Hace diez años empecé a correr en auto, pero hace cinco años, como hobby, comencé a participar del Campeonato Argentino de Navegación. Se dieron resultados importantes, me gusta, además me sale bien, entonces me dije: sigamos. Y luego llegaron los otros desafíos”, relata el piloto villamariense.

 

Llegar al final

“Me siento orgulloso, obviamente estoy muy feliz. Me dicen que soy el primer piloto villamariense que corre este Dakar (NdeR: el otro villamariense que intervino en un Dakar fue Gustavo Beccaría, navegante en la categoría Autos). Y encima he logrado el podio en la Clase 2 de los Cuatriciclos. Me pone orgulloso saberlo”, cuenta.

“Hace 30 años que vivo en Corrientes, tengo 39 y formé mi familia en esta provincia”, cuenta el piloto. “Yo voy siempre a Villa María, vuelvo dos veces al año a mi ciudad. Allá tengo muchos familiares”, agregó.

 

“Ganarle al Dakar”

“El Dakar es una prueba que está preparada para vencerte. En lo físico o en lo mecánico, por eso llegar al final es un triunfo. Uno vence al Dakar; y si llegás en un podio, como me pasó a mí, mucho mejor”, señaló el villamariense.

“El año pasado salí segundo en el Campeonato Argentino de Cross Country, en la categoría Cuatriciclos 4 x 4, también participé del Sudamericano. Tengo actividad permanente. Corrí el Dakar Series que es la forma que los pilotos nos preparamos técnicamente para participar del Dakar. Para competir tengo el apoyo de un plantel de mecánicos del equipo Can Am; y en lo físico tengo un equipo que incluye varios profesionales de alto rendimiento: un preparador físico, un nutricionista, un psicólogo deportivo, un fisioterapeuta…No hay otra forma de correr un Dakar. La forma en que lo enfrentamos es muy profesional, porque si no el Dakar, te gana. Es fundamental el trabajo de todo el equipo”, contó Lucas.

 

Segunda vez

“Este fue mi segundo Dakar. En el anterior, en 2015, el Dakar me ganó. Quedé fuera de carrera en la octava etapa”, señaló el piloto oficial del equipo oficial Can Am de Mazzucco Team. “Estaba bien preparado, pero me vi obligado a abandonar a mitad de la competencia. Fue en el Salar de Uyuni (Bolivia), había llovido y la conjunción entre la lluvia y la sal, fue letal para las conexiones eléctricas del quad, para la electrónica. No pude seguir”.

“Este año cuidamos más detalles, nos preparamos de la misma forma o tal vez mejor. Sumaron la experiencias de aquellas 8 etapas corridas en 2015 y realizamos el trabajo al pie de la letra”, analiza Innocente.

“Para este año se lo plantee al equipo (es el segundo piloto del equipo Can Am). Mi objetivo era ganar una etapa. Y logramos ganar las dos etapas más difíciles: Belén-Fiambalá y Fiambalá-San Juan. Las dos etapas fueron muy difíciles, de mucho calor, y de terrenos extremos. En otras cuatro estuve segundo. Fuimos protagonistas del Dakar”, comentó.

 

La etapa 12

“El inconveniente mayor de todo el Dakar lo tuvo en la etapa 12, durante la penúltima etapa, en Traslasierras, antes de llegar a Carlos Paz. Volqué con mi quad, se me cayó encima y se dobló toda la dirección. Tuve que reparar la dirección para poder seguir. Venía primero en mi categoría”, se lamenta. “Igual estoy muy feliz, terminé en el podio. Luego de reparar volví a la carrera y tuve que detenerme a los 50 kilómetros porque volvió a romperse la dirección. En total estuve detenido entre una hora y media y dos horas. Además quedé dolorido, muy golpeado porque el quad se me cayó encima, pero pude llegar a Carlos Paz y luego cumplir con la última etapa”, agregó.

“La soledad del piloto de motos y quad, hace aún mayor la exigencia de la prueba, dado que el piloto a su vez debe navegar y, eventualmente, es también mecánico. Obviamente que esto es lo más difícil. Uno debe realizar eventuales reparaciones, la navegación, se debe ocupar uno mismo y en el quad todo lo hace uno mismo”, destacó.

“Terminar la prueba y llegar a Rosario fue una gran alegría, pero lo que más me impacto fue encontrarme con un montón de gente, mis hermanos, mis sobrinos, luego de unos días fuera de contacto de ellos”, destacó el piloto que en 2015 participó también del Campeonato Argentino de Navegación “Canav” y fue quinto en el Desafío ruta 40.

 

El año 2016

“Ya hemos diseñado resto de 2016. Primero voy a descansar unos días, estoy aagotado, necesito recuperarme. Durante los días de la carrera uno termina deshidratado, mal comido y muy cansado porque uno no descansa bien. Esto más allá de la gran preparación física que ha realizado mi equipo, me siento disminuido físicamente. Luego haremos el Argentino de Cross, los tres Dakar Series diseñados para Sudamérica y obviamente toda la actividad de cuatriciclos. Cumpliremos con ese programa para seguir mejorando. Y luego estar en contacto con mi equipo para contarles cosas que nos permitan seguir mejorando”, destacó.

“Represento a Corrientes, pero soy villamariense, siempre lo digo”, aclara Lucas Innocente, que cumplió con su sueño de terminar el Rally Dakar en su segunda experiencia en la competencia mecánica más exigente del mundo, de velocidad y resistencia.

 

Print Friendly, PDF & Email