Una “Bocha” de fútbol

Una gloria. Bochini levanta su libro en una reciente presentación. Esta tarde lo recibe Villa María

El máximo ídolo de Independiente llega hoy a la ciudad para el estreno de su autobiografía, que será en el marco del Villa María vive y siente. En la previa, dialogó en exclusiva con EL DIARIO y con muy buena onda nos regaló esta nota

Una gloria. Bochini levanta su libro en una reciente presentación. Esta tarde lo recibe Villa María
Una gloria. Bochini levanta su libro en una reciente presentación. Esta tarde lo recibe Villa María

Escribe Beto Arce

En el marco de los festejos por el aniversario 149 de la ciudad, el máximo ídolo de Independiente de Avellaneda, Ricardo Enrique Bochini, estará presente hoy en la Villa para presentar su libro “Yo, el Bocha”, en una de las actividades programadas dentro del festival Villa María vive y siente. Será desde las 18 en el Parlamento de los Niños ubicado en el Centro Comunitario Leonardo Favio.

El libro refleja la vida y carrera excepcional del máximo ídolo contada por el propio Bocha, con anécdotas y fotos inolvidables. Además cuenta con prólogos de Diego Maradona y Daniel Bertoni y textos de Claudio Marangoni, Eduardo Sacheri y Jorge Valdano, entre otros.

“Vivía jugando a la pelota de la mañana a la noche. Y si no había ningún otro pibe seguía solo, dándole contra la pared de su casa”. Primer DT de Bochini en Belgrano de Zárate
“Vivía jugando a la pelota de la mañana a la noche. Y si no había ningún otro pibe seguía solo, dándole contra la pared de su casa”. Primer DT de Bochini en Belgrano de Zárate

La gloria del Rojo dialogó en exclusiva con EL DIARIO y nos regaló esta entrevista:

-No es la primera vez que viene a Villa María…

-No. He venido mucho con la peña de Independiente. También recuerdo un partido de las estrellas jugado en Plaza Ocampo con grandes jugadores como Pato Fillol…

-Viene a presentar su libro…

-Sí, es un libro narrado por mí, una autobiografía. Si bien está escrito por periodistas amigos, la realización del libro estuvo a cargo de Jorge Barraza. Tiene historias de vida, del fútbol, anécdotas. Una gran experiencia para mí ser partícipe y protagonista de un libro.

-¿Qué le parece la selección argentina?

-Vi el partido con Perú de a ratos y concluimos en que Messi es fundamental para el equipo, por su condición desequilibrante. Creo que era una noche para jugar con dos volantes de contención. Di María es un volante muy corredor, creativo, pero hizo que quedaran muy solos los delanteros argentinos.

-¿Le gusta Bauza como entrenador?

-Hasta ahora no está respondiendo a las expectativas y, aunque hay que esperar un tiempo para poder ver en profundidad, indudablemente habrá que cambiar algunas cuestiones, porque el equipo no está jugando bien.

-Messi para estos tiempos… ¿qué significa? ¿Qué le resultan las comparaciones con Maradona?

-Messi es hoy el mejor jugador del mundo, como lo fue Diego en su momento. Son dos tiempos diferentes para analizar, con equipos diferentes, con compañeros diferentes. Compararlos es una cuestión de ponerlos al lado, por lo que representan para Argentina, pero son tiempos distintos y otro fútbol. Pero sí entiendo que Maradona tuvo mucho mejores compañeros con trayectoria y experiencia que lo que tiene Messi en la selección.

-¿Cómo ve el fútbol hoy? ¿Qué cosas nuevas hay? ¿Qué otras se han perdido?

Nuevas no veo ningunas, sólo que las canchas están mejores, las vestimentas son más modernas y las cámaras hacen que todo se vea desde más cerca. El fútbol siempre es el mismo, pero sí observo que hay menos técnica que en nuestros tiempos, siempre hablando de Argentina. La técnica es la virtud que se va perdiendo. Antes había muchísimos jugadores dotados de esa condición; hoy, cada vez hay menos. El marketing del fútbol ha crecido muchísimo, en todo sentido, y eso hace que se pierdan algunas cosas que valoramos más por no tenerlas.

-¿Le gusta algún equipo en particular, en cuanto a su funcionamiento?

-Acá no hay grandes equipos. En Europa, sí. Compran muchos jugadores de todo el mundo, arman una plantilla competitiva y ya están listos para jugar. En Argentina hay buenos jugadores, pero es difícil lograr la conformación de un equipo, sobre todo en estos tiempos donde el fútbol tiene características más físicas. Por supuesto que hay equipos más fuertes que el resto, el Bayern Munich es un ejemplo de ese poderío.

-¿Cómo ve a Independiente como institución después de Comparada, Cantero y la aparición de Moyano?

-Creo que como institución por estos momentos la cosa está mejor que hace unos años atrás, donde hubo tensión por el poder. Independiente es un club muy ganador y necesita recuperar esa mística cuanto antes. Siempre se trabaja para eso porque existe una deuda de devolver a Independiente a ese lugar de grandeza. Esta nueva gestión hace poco que está (sólo dos años), pero institucionalmente las mejoras están en materia de obras, en el aspecto social del club y sobre todo en el saneamiento. Lo que falta es armar un buen equipo para empezar a pelear cosas importantes y, obviamente, ganar.

-Muchos momentos felices pasaron por su carrera futbolística…

-Sí, realmente muchísimos. Sería injusto quedarme sólo con algunos, ya que todos los recuerdos que tengo con Independiente son muy felices. Haber ganado títulos internacionales, Supercopas, Interamericanas, Libertadores, campeonatos locales, haber obtenido un título con la selección nacional, compartir campo con grandísimos jugadores. Hay cosas que nunca se van a olvidar y quedarán por siempre en el recuerdo y la memoria. Los títulos, naturalmente son imborrables.

-Usted jugó siempre con la camiseta del mismo equipo, eso por estos tiempos es impensado…

-Sucede que cuando uno juega desde las inferiores empieza a ser querido por la gente del club, y si el paso de tiempo lo encuentra ganador, ese cariño ya pasa a ser algo más fuerte. Cuando yo jugaba, uno quería quedarse a jugar siempre en el mismo equipo, quizás también puede haber sido por la dificultad que significaba llegar a Primera. Por supuesto que el mercado ofrece muchas propuestas y hoy es muy común cambiar de equipos, lo cual merece mi respeto porque entiendo que el futbolista siempre va a salir a jugar, lleve la camiseta que lleve.

-¿Un técnico en su vida?

– Son muchos… Ferreiro, Pastoriza… no podría quedarme con uno. He aprendido muchísimo de todos los técnicos que tuve.

-¿Un gol?

-Contra Peñarol, por las semifinales de la Libertadores de 1976, una jugada en la que dejé varios jugadores en el camino. (Pasó a ocho jugadores. No hay registro de videos del partido, aunque sí algunos fragmentos del gol. Fue considerado el mejor gol de la Libertadores y el de un argentino, hasta que Diego les marcó a los ingleses).

-¿Los mejores jugadores que vio?

-Vi muchos, pero los mejores fueron tres: Pelé, Maradona y Messi.

 

En el libro “Yo, el Bocha”

Dice Maradona, nada menos: «Bochini fue la joya más grande que yo vi en una cancha». Se prende Sacheri: «¿Le parece demasiado exagerada la película? Está bien. Como quiera. De todos modos, pregunte por ahí. Por el diez, Bochini». Agrega Valdano: «¿Cómo explicarlo? Era Woody Allen jugando al fútbol».

Print Friendly, PDF & Email