Una visita poco agradable

Los dirigidos por Pablo Suárez volvieron a irse triunfadores de la cancha de Colón (foto archivo)

Como viene sucediendo en los últimos tiempos, Colón volvió a perder de local ante 9 de Julio de Pasco. Ayer el Patriota se impuso 3 a 1 ante una muy pálida versión del elenco cabralense que sumó su segunda derrota

 

Los dirigidos por Pablo Suárez volvieron a irse triunfadores de la cancha de Colón (foto archivo)
Los dirigidos por Pablo Suárez volvieron a irse triunfadores de la cancha de Colón (foto archivo)

Escribe Federico Gazzoli

 Que en los últimos años 9 de Julio de Pasco viene siendo un rival complicado para Colón de Arroyo Cabral no es ninguna novedad y así lo volvió a confirmar en la tarde de ayer el elenco “patriota”, imponiéndose por 3 a 1 en su visita a la cancha del “Rojinegro”.

Más allá de la derrota final, el equipo dirigido por José Luis Danna comenzó siendo superior durante los primeros minutos del encuentro, teniendo como principal arma de ofensiva las jugadas de pelota detenida para tratar de aprovechar el poderío ofensivo de sus marcadores centrales Pablo Alvarez y José Giordano.

Fue así que cuando se jugaba el primer minuto Matías Tisera atrapó en dos tiempos un cabezazo de Alvarez, tras un córner impulsado desde la derecha por José Navarro. Poco después, el uno visitante tuvo que volver a intervenir para contener un frentazo de Giordano luego de un centro de José Damiani.

Parecía que el dueño de casa estaba cerca de la apertura del marcador pero, confirmando una vieja teoría que indica que los goles que no se convierten en el arco contrario luego se terminan sufriendo en el propio, en la primera que tuvo a su favor 9 de Julio terminó festejando. Iban 19’ cuando Alan Westveer ganó por la derecha y metió un centro al corazón del área donde David Pérez le ganó la posición a Giordano y metió un derechazo rasante que superó a Joaquín Peretti para convertirse en el 1 a 0.

Golpeado por encontrarse en desventaja, Colón no varió su idea de juego y siguió apostando a buscar el gol con jugadas a balón parado, algo que recién le trajo sus frutos después de la media hora de juego.

El reloj marcaba 35’ cuando Tisera sacó al córner un tiro libre de Damiani. El propio marcador de punta se hizo cargo del saque de esquina para colocar la pelota cerca del punto penal, donde Franco Santoni se elevó más alto que todos y colocó un cabezazo de pique al piso que sirvió para convertir el 1 a 1.

El empate le dio esperanzas a los cabralenses para encarar el segundo tiempo, pero en esa etapa del partido los dirigidos por Pablo Suárez levantaron su nivel de juego y golpe a golpe fueron acabando con el equilibro de Colón.

Antes de una ráfaga letal por parte de la visita, el local estuvo cerca de ponerse en ventaja por primera vez. Marcelo Bianchi desbordó por la derecha y colocó centro al área, Francisco Santunione cabeceó sobre la salida de Tisera y, cuando parecía que la pelota superaba y se metía entre los tres palos, Westveer apareció para despejarla sobre la línea.

Luego de ese susto, 9 de Julio se hizo con el dominio del esférico y tuvo su mejor momento de la tarde. Primero avisó a los 15’ Ricardo López con un derechazo que reventó el poste derecho y luego a los 22’ se quebró la paridad en el tanteador. Maximiliano Pasero probó de media distancia con un derechazo bombeado, Peretti tapó dando rebote y por el entro del área apareció Pérez para empujar el balón y señalar el 2 a 1, logrando además su segundo grito en tierras cabralenses.

La única chance clara que tuvo Colón para volver a empardar el tablero se registró sobre la media hora. Santiago Rodríguez metió un potente derechazo que fue desviado por Tisera con una gran atajada.

Luego el local siguió yendo desesperado en busca del empate, aunque con ideas poco claras y eficaces para lograr ese cometido. Producto de esa desesperación por lograr al menos rescatar un punto, Colón se desordenó y lo terminó pagando demasiado caro. A falta de un minuto para cumplirse el tiempo reglamentario, 9 de Julio liquidó el pleito de contragolpe cuando Pasero habilitó a Joaquín Hernández, quien entrando al área definió por debajo de Peretti para estampar el 3 a 1 que sería resultado final.

Así fue como el “Patriota” volvió a irse triunfal de la cancha del “Rojinegro”, sumando sus primeros tres puntos del Clausura y propinándole a Colón su segunda derrota consecutiva en el certamen.

 

La figura

David Pérez

El centrodelantero “patriota” fue la clave que tuvo su equipo para definir el partido, respondiendo con acierto cada vez que fue llamado a escena y aportando dos goles de gran valor. También fue muy bueno el trabajo de su compañero Maximiliano Pasero.

 

El árbitro

Walter Pereyra

Regular actuación. Dejó dudas en muchas jugadas divididas en las que pitó para el lado equivocado. Además ignoró algunas infracciones, inventó otras y se quedó corto a la hora de sacar amarillas.

 

Print Friendly, PDF & Email