UPC no pudo retener la Intendencia

Carlos Briner festejó su triunfo (foto extraída de su muro de Facebook)

El radicalismo se impuso cómodamente con casi el 48% de los votos, dejando al candidato del gobernante Unión por Córdoba en un segundo lugar con el 22% de los sufragios

Carlos Briner festejó su triunfo (foto extraída de su muro de Facebook)
Carlos Briner festejó su triunfo (foto extraída de su muro de Facebook)

Escribe Patricia Gatti
De nuestra Redacción

Después de 16 años en el Gobierno, el justicialismo no pudo retener la Intendencia de la octava ciudad de la Provincia, dado que el candidato de Unión por Córdoba (UPC), Abraham Galo, cosechó un magro 22% de votos.

En la sede de la UCR, ubicada a metros de la Municipalidad, los militantes celebraron el amplio triunfo en esa localidad del departamento Unión.

En diálogo con EL DIARIO, el intendente electo, Carlos Briner, dijo que fue una elección “memorable” y se comprometió a “recuperar Bell Ville”, que calificó como una ciudad abandonada después de 16 años de gestión justicialista.

Con el aval de más de 10 mil votos, señaló que van “a empezar por la periferia, porque ahí están los vecinos más necesitados”, pero que primero va a tener que “ordenar la Municipalidad”.

“Dejaré mi actividad de médico para dedicarme al 100% en el cargo que me eligieron”, agregó.

En el terreno político, saludó a Ramón Mestre por la victoria en Córdoba capital y aseguró que “este resultado -el de ambas ciudades- tiene proyección en toda la provincia”.

En la sede del Partido Justicialista, los ánimos estaban alicaídos. Tenían datos previos de encuestas de que a Galo no le alcanzarían los votos para llegar a la Intendencia, pero la gran diferencia fue sorpresiva. Cabe recordar que el ahora candidato de UPC fue el candidato kirchnerista en las elecciones de 2001, oportunidad en la que cosechó el 26% de los votos, es decir, más que en la actualidad en la que contó con el apoyo del hombre fuerte del peronismo cordobés, Domingo Carbonetti.

“Somos respetuosos de los resultados y le deseamos la mejor gestión a Briner”, dijo Galo a EL DIARIO. No quiso responsabilizar a nadie de la derrota y sólo señaló que “hay que pensar qué cambio quiso la gente”.

Estuvo acompañado por Martín Llaryora, vicegobernador electo, y por Dardo Iturria, referente justicialista del Departamento Unión.

La sorpresa fue el candidato vecinalista Arturo Grossi, que sin apoyo de partidos provinciales y nacionales, alcanzó más del 12% de los votos, quedando muy cerca del kirchnerista Iván Vieyra.

El candidato que quedó en quinto lugar fue Carlos Krämer, vinculado también al kirchnerismo y finalmente, el massista Héctor Cornaglia tuvo una magra cosecha de votos, superando apenas los 300 sufragios.

En un año en que casi todas las localidades votaron por los oficialismos, Bell Ville decidió modificar el signo partidario en el Gobierno local, dándole al radicalismo la posibilidad de gobernar la ciudad cabecera del Departamento Unión.

 

Cómputos oficiales con el 98,82% del padrón escrutado

Candidato                            Partido                       Porcentaje     Cant. de votos
Carlos Briner          Unión Cívica Radical                  47,49%             10.334
Abraham Galo        Unión Por Córdoba                   22,28%               4.849
Iván Vieyra              Bell Ville Gana                            12,94%               2.815
Arturo Grossi          Unión Vecinal                             12,30%               2.676
Carlos Krämer         Mov. Unión Popular                     1,45%                 504
Héctor Cornaglia    Unión Celeste y Blanco                1,02%                  316

 

Ipérico, en soledad

El actual intendente Nelson Ipérico esperó los resultados de las elecciones en la Junta Electoral. El hombre de 82 años que ocupó en tres períodos no consecutivos la titularidad del municipio de Bell Ville, tampoco quiso culpar a nadie de la derrota.

“Lo único que puedo decir es que me llama la atención que en la campaña de mi partido no destacaron ni una sola obra. Algo hicimos en 16 años”, dijo.

 

Aguad prefirió a Briner

A pesar de que el radicalismo de la capital provincial celebró el triunfo de Mestre, Oscar Aguad, excandidato a gobernador por la alianza entre el radicalismo, el Frente Cívico y el PRO, estuvo en el festejo de Bell Ville.

“El caso de Bell Ville es muy importante, porque le ganamos en la patria de Carbonetti, con un predominio justicialista de muchos años. En 2015, es la tercera vez que ganamos en Bell Ville: gané yo como candidato a gobernador, ganó Macri en las PASO y ahora Briner en la municipales”, dijo el dirigente a EL DIARIO.

 

Miguelitos, protagonistas

Tal como ocurrió en Villa Nueva, en Bell Ville comenzaron el acto electoral con una mala noticia: el frente de la sede del radicalismo fue sembrado de clavos miguelitos.

“Nos dimos cuenta cuando se pincharon más de 10 gomas”, dijo el titular del partido. “Fuimos a hacer la denuncia formal y recomendamos que miren las cámaras de la Municipalidad, ahí debe estar grabado todo”, agregó.

Print Friendly, PDF & Email